Aceite de argán para la piel

Aceite de argán para la piel
5 (100%) 3 votes

Si hace unas semanas comentábamos las numerosas propiedades del aceite de coco para la piel, hoy hacemos lo mismo pero en esta ocasión de otro buen aceite bastante usado principalmente para hidratar el cuerpo: el aceite de argán. Pero no sólo se usa el aceite de argán para la piel, sino que también sirve para el cuidado del cabello y hasta de las uñas.

Como mera curiosidad empezaremos el artículo diciendo que el aceite de argán es uno de los más usados por masajistas y fisioterapeutas de todo el mundo para dar sus masajes a clientes. Esto es debido principalmente a que a pesar de ser aceite puro, tiene una rápida absorción y es muy adecuado para todo tipo de pieles, ya sean secas o grasas. Pero si quieres saber más ventajas y propiedades del aceite de argán para la piel, sigue leyendo un poco más que te lo contamos todo sobre él.

Aceite de argán para la piel

Propiedades del aceite de argán

Antes de seguir enumerando una a una todas las propiedades del aceite de argán debemos recordar que dichas propiedades y por tanto beneficios son del aceite de argán puro y 100% natural, no de aceites mezclados con otros y de menor calidad.

Dicho esto, la propiedad más significativa del aceite de argán es que tiene un alto contenido en vitaminas, minerales, ácidos grasos y antioxidantes. Esta característica, o dicho de otro modo, este cóctel tan explosivo de nutrientes, hace que el aceite de argán sea muy valorado en el mercado cosmético. A continuación, vemos las razones:

  • Es un rico y potente nutriente para proteger la piel de las agresiones externas medioambientales y climáticas.
  • Su contenido en vitaminas y su textura oleosa lo hacen perfecto para regenerar la piel y aportar firmeza.
  • Al ser un gran regenerante, el aceite de argán ayuda a minimizar las arruguitas que ya tengamos en la piel así como a evitar la aparición prematura de ellas.
  • Con el aceite de argán utilizado a modo de aporte semanal como si de una mascarilla nutritiva e hidratante se tratara, tendremos una piel mucho más joven y firme.

Lo visto anteriormente es sobre el cuidado facial. Si vamos un poco más allá y queremos también cuidar, cómo no, la piel de nuestro cuerpo (no debemos olvidar el dato de que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también el más expuesto a posibles daños y heridas), debemos tener presente, que el aceite de argán:

  • Es un buen producto para los masajes corporales ya que además de aportar todo lo visto anteriormente y ser 100% natural, no estaríamos aportando nada químico a nuestro cuerpo y serviría para todo tipo de pieles: grasas, secas, mixtas, con exposición al sol, sensibles, etc.
  • Es un buen aceite para prevenir estrías, ya sean por embarazos o por cambios de peso corporal.
  • Reduce asperezas como las más comunes en las zonas de rodillas, talones, codos y demás zonas resecas.
  • Suaviza bastante nuestra piel y la dejará muy jugosa y nutrida al tacto.

Usos del aceite de argán

Y visto lo visto y conociendo con todo tipo de detalles, lo que el aceite de argán puede hacer por y para nuestra piel, ¿cuáles son los usos que podemos recomendar del mismo? ¡Toma nota!

  1. Si quieres que tu crema hidratante diaria te aporte mayor cantidad de nutrientes y vitaminas, una recomendación es que le añadas con la ayuda de un cuentagotas, unas 2 o 3 gotas de aceite de argán puro y la remuevas bien, consiguiendo una mezcla homogénea. Luego te la aplicarás como hacías normalmente, tanto por la mañana como por la noche (en caso de utilizar la misma crema en ambas ocasiones). Este simple gesto ayudará a tu piel facial a estar mucho más hidratada y nutrida. Se verá mucho más joven y haciendo básicamente lo mismo que venías haciendo hasta ahora.
  2. Si además quieres añadirle un toque extra de suavidad y firmeza, te recomendamos que te apliques directamente el aceite, bien con la ayuda de tus dedos o bien con una brocha, una vez por semana por todo el rostro. Lo dejes actuar durante unos 15 o 20 minutos y retires primero con un algodón seco y posteriormente, en caso de que no se haya absorbido bien (que lo dudamos puesto que es un aceite ligero) que lo retires un poco más con agua tibia y una toalla a pequeños toques.
  3. Puedes usar el aceite de argán también a modo de contorno de ojos. Una simple gotita por la zona de las patas de gallo, aplicándolo con suavidad puesto que es una zona bastante delicada y a pequeños toquecitos, aportará hidratación a dicha zona y prevendrá la aparición de esas indeseables arruguitas. ¡Garantizado!

Poco más podemos añadir del aceite de argán que no hayamos puesto ya, salvo que si lo prefieres, también puedes utilizarlo para el cabello, para las uñas y hasta para las pestañas. Si tienes el cabello seco, poroso e indomable, aplicar un poco de aceite de argán con el cabello recién lavado y humedecido a modo de sérum, le dará más suavidad, más hidratación y será más fácil peinarlo. Puedes aplicarlo por todo el cabello, evitando un poco sobre todo la zona de las raíces o bien masajear únicamente la zona de las puntas si las tienes quebradizas o estropeadas.

Por otro lado, si tienes las pestañas débiles y al desmaquillarlas sueles encontrar pestañas caídas, aplicar un poco de aceite de argán a diario por ellas, las fortalecerá considerablemente. Se verán con más fuerza y más voluminosas. Puedes usar un bastoncillo de oídos con un poco de aceite de argán en el algodón y pasarlo suavemente tanto por las pestañas como su raíz.

Y si lo que más te preocupan son las uñas, porque las tienes frágiles o descuidadas, empieza a cuidártelas usando aceite de argán puro. Las hidratarás al instante y tendrán una superficie más uniforme y lisa.

Esperamos y deseamos que este artículo os haya sido útil y pongáis en práctica todas nuestras recomendaciones. Vuestra piel os lo agradecerá.

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *