¿Cuánto engorda el alcohol?

¿Cuánto engorda el alcohol?
5 (100%) 1 vote

El alcohol forma parte inherente de algunas culturas como lo es por ejemplo la mediterránea, en este caso, podemos afirmar que no es posible concebir una dieta mediterránea sin la presencia del vino tinto, que además de ser una bebida alcohólica fermentada, también nos aporta beneficios importantes para nuestra salud debido a su contenido en antioxidantes.

Al igual que sucede con muchos otros alimentos, el alcohol no es bueno ni es malo, este adjetivo moral depende principalmente de la frecuencia del consumo y del tipo de bebida alcohólica ingerida, ya que no es lo mismo tomarse una cerveza artesanal que un combinado de whisky con bebida energética.

En cualquier caso las bebidas alcohólicas forman parte del aspecto social de la alimentación y nos permiten disfrutar ampliamente de la gastronomía, pero debemos tomarlas con moderación por muchos motivos, pero principalmente porque pueden resultar dañinas para nuestro hígado y porque nos pueden catapultar directamente hacia una ganancia de peso que no necesitemos.

¿Por qué son tan malas las calorías del alcohol?

En los tiempos actuales se le ha dado una excesiva importancia a las calorías en el sentido de que éstas no nos informan acerca de la calidad o los nutrientes de los alimentos, sino simplemente acerca de cuánta energía nos aportan.

Esta aclaración es importante cuando hablamos de las calorías del alcohol, ya que si bien el alcohol aporta 7,07 calorías por cada gramo, estas calorías son vacías, es decir, no nos aportan ningún nutriente.

Esto también determina en gran medida el hecho de que el alcohol nos pueda llegar a engordar, ya que al no aportarnos ningún nutriente, las calorías se absorben muy rápidamente y se transforman en grasas, pasando a ser almacenadas en forma de tejido adiposo.

Afortunadamente en la actualidad disponemos de opciones más saludables como por ejemplo algunas bebidas de contenido alcohólico disminuido o nulo y esto nos resultará beneficioso, ya que a continuación veremos cómo al comparar las calorías de una cerveza sin alcohol con las calorías de una cerveza convencional, tenemos una opción menos calórica y por lo tanto más saludable para nuestro organismo.

¿Cuántos gramos de alcohol tiene una cerveza?

La reducción en las calorías de la cerveza sin alcohol se da porque se ha disminuido notoriamente los grados de alcohol en el caso de las cervezas “sin” y completamente en el caso de las cervezas “0,0”.

En cambio, si bien la cerveza está considerada como la mejor bebida isotónica natural y es una excepcional fuente de micronutrientes (vitaminas y minerales), también es cierto que a más grados de alcohol, más calorías nos va a aportar.

¿Pero cuántos gramos de alcohol tiene una cerveza? Esto lo podemos calcular empleando una fórmula que nos servirá para cualquier bebida alcohólica. Debemos multiplicar los grados de la bebida alcohólica x 8, y el resultado obtenido debe ser multiplicado por la cantidad que hemos bebido expresada en litros.

Veamos a continuación un ejemplo práctico en el caso de que hayamos ingerido 250 mililitros (un vaso) de una cerveza lager con una graduación alcohólica de 4,5:

4,5 x 8 = 36 calorías

36 x 0,25 = 9 calorías

En este caso la cerveza tiene 9 grados de alcohol, si esta cifra la multiplicamos por las 7,07 calorías que aporta cada gramo de alcohol, el vaso de cerveza lager nos aportará 63,63 calorías.

¿Cerveza con alcohol o sin alcohol?

Diversos estudios han arrojado las importantes propiedades de la cerveza y por este motivo podemos afirmar que estamos ante una bebida alcohólica fermentada que es saludable, por lo tanto, consumir de forma moderada cerveza con alcohol no nos hará ningún daño. Además, la popular “barriga cervecera”, no se debe tanto a un consumo excesivo de cerveza sino más bien a otros hábitos perjudiciales como una mala alimentación o una vida sedentaria.

Si queremos reducir al máximo las calorías que ingerimos, entonces beber cerveza sin alcohol o cerveza 0,0 puede ser una buena alternativa, ya que la cerveza sigue conservando sus importantes propiedades pero no nos aporta las calorías del alcohol y por lo tanto nos ayuda a mantener más fácilmente nuestro peso corporal.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *