Bicarbonato con limón

Bicarbonato con limón
5 (100%) 1 vote

Mucho se ha hablado acerca de este potente remedio natural, que si bien es efectivo frente a numerosos trastornos, cabe destacar de antemano que no se trata de una solución milagrosa capaz de hacer frente a cualquier patología. En este artículo abordamos profundamente qué propiedades medicinales presenta el bicarbonato de sodio con limón y qué beneficios aporta a la salud humana.

Propiedades del bicarbonato de sodio con limón

De forma genérica podemos afirmar que tomar agua con bicarbonato de sodio y limón en ayunas es una cura excelente para el organismo, que lo revitaliza y que mejora las funciones del mismo.

No obstante, para comprender cómo un remedio tan sencillo puede ser tan beneficioso para la salud humana debemos analizar antes cuáles son las propiedades que presenta el bicarbonato de sodio y cuáles son las que presenta el limón.

El agua es el simple medio que permite esta disolución, no obstante, el simple hecho de tomarla  en ayunas favorece la función del aparato digestivo y la motilidad intestinal.

Propiedades del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una sustancia alcalina, esto significa que está por encima del valor considerado como pH neutro, que es igual a 7. Este dato puramente químico tiene mucho sentido cuando es aplicado a la salud.

La sangre que circula por el organismo tiene un pH ligeramente alcalino, cuyos valores oscilan entre 7,35 y 7,45. Para el cuerpo es fundamental mantener estos valores ya que la sangre no admite cambios bruscos en el pH y los mismos podrían llegar a causar la muerte.

El principal problema es que actualmente en la alimentación predominan las grasas y proteínas animales, los cereales refinados y el azúcar, y esto causa que el pH del cuerpo disminuya provocando acidez. Pero la sangre no puede permitirse una disminución en su pH, por ello recurre a las reservas minerales de los huesos, en consecuencia el pH sanguíneo se mantiene pero los tejidos empiezan a sufrir un estado de acidez.

El científico alemán Otto Heinrich Warburg recibió el premio Nobel en el año 1931 por su trabajo “La causa primaria del cáncer: la acidez orgánica”, por lo tanto, ha quedado ya demostrado científicamente que la acidez en los tejidos provoca cáncer, pues un tejido acidificado tiene una menor presencia de oxígeno, en cambio, aquellos tejidos que cuentan con un pH alcalino reciben mayor oxígeno, y en este entorno, es imposible que las células cancerígenas se reproduzcan.

El bicarbonato de sodio es una sustancia que ayuda a que el organismo mantenga un entorno alcalino, ahora bien, ¿Podemos utilizar este dato para afirmar que el bicarbonato de sodio trata y previene el cáncer? No, una afirmación tan rotunda es también completamente falsa.

Sí podemos decir que el bicarbonato de sodio es una de las mejores sustancias para ayudar a nuestro organismo a prevenir el cáncer, pero su consumo no es una garantía en la prevención de esta enfermedad. También podemos determinar que una persona con cáncer reducirá la colonización por parte de células cancerígenas si toma bicarbonato de sodio, pero esto no implica que la enfermedad se cure y mucho menos sustituye al tratamiento médico.

Por su efecto alcalino otra de las grandes propiedades del bicarbonato sódico cuando es consumido por vía oral es la de actuar eficazmente frente a la acidez de estómago, no obstante, si sufres acidez de forma cotidiana la revisión y corrección dietética debe formar parte imprescindible del tratamiento.

Propiedades del limón

El limón contiene una gran cantidad de vitamina C o ácido ascórbico, prácticamente representa el 5% de su composición, debido a la presencia de este micronutriente presenta ya múltiples propiedades medicinales: estimula el sistema inmunitario, mejora la absorción del hierro, acorta el periodo de convalecencia en gripes y resfriados, mejora la síntesis interna de colágeno y es altamente antioxidante.

El limón es una de las frutas más antioxidantes no solo por su alto contenido en vitamina C, sino porque contiene además aproximadamente 30 compuestos con actividad antioxidante entre los que debemos destacar un amplio grupo de flavonoides, betacarotenos y ácidos beneficiosos para el organismo.

Los antioxidantes son aquellas sustancias capaces de neutralizar el daño ocasionado por los radicales libres, moléculas inestables que se producen por el simple hecho de respirar pero cuya producción aumenta en casos de tabaquismo o ejercicio físico intenso.

Los radicales libres son responsables de dañar las membranas celulares y el ADN, causando mutaciones en el mismo, por lo tanto, pueden causar también cáncer, además de múltiples enfermedades degenerativas.

Hasta el momento debemos aclarar que si bien el limón es un saludable cóctel de antioxidantes, esto no garantiza la prevención del cáncer ni de enfermedades degenerativas, pero sí reduce el riesgo, de hecho, varios estudios científicos han demostrado que aquellas personas que consumen habitualmente cítricos presentan hasta un 50% menos de posibilidades de padecer cáncer de estómago.

El limón favorece una adecuada digestión y abre el apetito, además ayuda a que nuestro organismo elimine las toxinas que se acumulan a través de distintas vías y es un aliado del sistema cardiovascular, ayudando a prevenir las siguientes enfermedades: arterioesclerosis, mala circulación, colesterol elevado, hemorroides, varices e hipertensión.

Beneficios de tomar en ayunas agua con bicarbonato de sodio y limón

Generalmente las curas naturales deben ingerirse en ayunas, ya que al no estar digiriendo ningún alimento se permite una óptima absorción de los principios activos, lo mismo sucede en este caso.

La mejor forma de preparar este remedio es utilizando un vaso de agua tibia al que le añadiremos una cucharadita de bicarbonato sódico y el jugo de medio limón.

Una vez hemos aclarado cuáles son las propiedades medicinales que presentan los distintos componentes, veamos a continuación qué ventajas ofrece tomar cotidianamente este preparado:

  • Es una excelente herramienta para regular el tránsito intestinal ya que el agua en ayunas estimula el peristaltismo intestinal a la vez que prepara al sistema digestivo para sus distintas funciones.
  • Mejora los procesos digestivos, evitando la acidez de estómago y también la formación de gases intestinales.
  • Ayuda a perder peso en el contexto de una dieta saludable y un estilo de vida activo, ya que permite que el cuerpo elimine más fácilmente las toxinas, ayudando al hígado en su función, el cual es el principal órgano encargado del metabolismo de las grasas.
  • Es muy útil en el caso de padecer hiperuricemia o enfermedad de la gota, ya que por su efecto depurativo permite eliminar con mayor eficacia el exceso de ácido úrico.
  • Estimula el sistema inmunitario haciéndolo más resistente frente a enfermedades infecciosas.
  • Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y otras enfermedades degenerativas causadas por la acción de los radicales libres.
  • Permite que tengas más energía y te sientas con mayor vitalidad durante la jornada, debido al efecto alcalinizante que ejerce sobre el organismo.
  • Mejora la salud ósea y articular, reduciendo el riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Mejora la absorción del hierro y reduce el riesgo de padecer anemia ferropénica.
  • Por su contenido en antioxidantes y su naturaleza alcalina, el agua con bicarbonato de sodio y limón ayuda a prevenir el cáncer.

Como verás la cura del bicarbonato con limón es un excelente recurso natural (y uno de los más eficaces) para mejorar la salud de todo el organismo, no obstante, esto no lo convierte en un remedio milagroso frente a ninguna enfermedad.

Debes tener en cuenta que tanto el bicarbonato de sodio como el limón producen un efecto abrasivo, por lo tanto, es importante que tomes este remedio con ayuda de una pajita, de esta forma evitarás daños sobre el esmalte dental.

No es adecuado tomar este remedio aquellos días en los que se tenga previsto acudir a la playa o bien a la alta montaña, esto es debido a que el limón contiene aceites esenciales fototóxicos. Esto significa que si ingerimos el jugo del limón y posteriormente nos exponemos a los rayos ultravioleta del sol pueden aparecer reacciones en la piel, como pústulas en los labios o dermatitis.

Si sufres hipertensión arterial debes ser especialmente cuidadoso con este remedio pues el bicarbonato sódico posee un importante porcentaje de sodio, lo que podría aumentar la tensión que la sangre ejerce sobre las arterias. No obstante, también has podido observar que esta cura es muy beneficiosa para el aparato circulatorio, por lo tanto, antes de renunciar al bicarbonato de sodio convendría eliminar toda la sal de la dieta, obviamente, la toma de este remedio natural, los cambios dietéticos y los niveles de tensión arterial deberán ser supervisados por tu médico.

Si tomas fármacos antiácidos también es conveniente que consultes previamente con tu médico ya que el bicarbonato de sodio podría potenciar los efectos de los mismos y tan peligroso es acidificar el organismo como alcalinizarlo en exceso.

Podemos concluir que si quieres mejorar tu salud de forma rápida, natural y efectiva el bicarbonato con limón es una de las mejores opciones, siempre que no resulte contraproducente para ti.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *