Leche de amapola

Leche de amapola
5 (100%) 2 votes

 

La amapola es una flor de color rojo intenso que viene originariamente de Asia, Europa y África, aunque actualmente es más “explotada” en América donde se le da bastante uso medicinal (entre otros). Esta colorida flor no sólo sirve para alegrar nuestros paisajes y campos sino también, como explicaremos a continuación, para hacer la leche de amapola a través de sus semillas.

Estas semillas son conocidas como ‘khus khus’ en idioma hindi y son valoradas por su alto valor nutricional (son ricas en calcio, magnesio, hierro, zinc y potasio, entre otros minerales). De hecho, si buscas actualmente una leche o bebida vegetal que sea rica en calcio, como primera opción deberías valorar esta, la leche de amapola y como segunda opción, otra de las leches ya analizadas y descritas aquí: la leche de sésamo.

Propiedades de la leche de amapola

  • Como ya decíamos en el párrafo anterior, su alto contenido en minerales la hace una estupenda leche por su rico valor nutricional: zinc, cobre, magnesio, fósforo, potasio, magnesio, manganeso, hierro, y principalmente, calcio (unos 100 gramos de semillas ‘khus khus’ equivalen a 1.435 mg de calcio).
  • Contienen muchísimas vitaminas también muy beneficiosas para el organismo: vitamina C, vitamina E, y muchas del complejo B (B1, B2, B3, entre otras).
  • Contiene gran cantidad de fibra.
  • Contiene ácidos grasos esenciales, sobre todo Omega 3 y Omega 6.
  • Contiene compuestos antiinflamatorios.

Beneficios de la leche de amapola en la salud

Y una vez analizadas todas las propiedades de las semillas de la amapola, podemos decir que la leche derivada de las mismas beneficia al organismo en los siguientes puntos:

  1. Previene el daño óseo, dada su gran cantidad de calcio. Protege nuestro sistema óseo haciendo más fuertes y resistentes nuestros huesos.
  2. Por su cantidad de ácidos grasos esenciales, nuestro corazón está más protegido ya que reducen los niveles de colesterol “malo” en la sangre.
  3. Nos ayuda a prevenir posibles infecciones en la piel. Su poder antiinflamatorio previene a la piel de posibles erupciones y picazón propias de la piel seca y/o sensible.
  4. Mejoran la función cerebral. Potencian el desarrollo y el crecimiento normal de las neuronas.
  5. Fortalecen nuestro sistema inmunológico.
  6. Regula el sistema nervioso central por lo que es una leche vegetal apropiada para personas que padecen de insomnio y ansiedad.
  7. Combate el estreñimiento por su alto contenido en fibra.

Cómo hacer leche de amapola de forma casera

Leche de amapola

Si no encuentras leche de amapola en ningún establecimiento de tu localidad y quieres probarla para ver sus beneficios y efectos para la salud, aquí te decimos cómo hacerla de forma casera. ¡Está igual de buena!

Estos son los ingredientes necesarios:

  • 100 gramos de semillas de amapola.
  • 1 litro de agua.
  • Algún tipo de edulcorante (azúcar de caña, azúcar blanco, sirope de arce, miel, etc.).

¿Qué pasos seguimos?

  1. La noche anterior ponemos a remojar las semillas ‘khus khus’ de la amapola en un vaso de agua del litro que utilizaremos para hacer la leche de amapola.
  2. Pasadas 24 horas batimos esa taza de semillas con esa cantidad de agua. Una vez batido se formará una crema, por lo que a continuación añadiremos el resto de agua. Volvemos a batir para formar la leche de amapola.
  3. Como último paso, filtraremos con un filtro o colador de agujeros pequeños para conseguir la leche blanca propia de las semillas de amapola.

Obtendremos así un litro de leche de amapola que bien podemos utilizar tanto para recetas saladas como para recetas dulces. Si optamos por los primeros añadiremos algo de sal; si por el contrario lo utilizamos para lo segundo, le añadiremos algún tipo de edulcorante.

Son muchas las recetas hindús por ejemplo que se hacen con base de leche de amapola. En los buscadores podrás encontrar infinidad de ellas si te interesa este tipo de leche vegetal.

 

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *