Leche de arroz

Leche de arroz
5 (100%) 2 votes

Si después del importante número de artículos que llevamos escritos sobre los diferentes tipos de leches que podemos encontrar actualmente en el mercado, aún no has encontrado la que más se adapte a tus necesidades, quizás te faltaba por descubrir esta de la que venimos a hablarte hoy: la leche de arroz.

Una leche descubierta hace mucho ya que se tomaba para la mejora del tránsito intestinal cuando padecíamos sobre todo de diarreas pero que actualmente se toma sin dolencia o enfermedad alguna y por muchas buenas razones que veremos a continuación. También, si quieres saber cómo hacerla tú mismo desde casa, te explicaremos el proceso de elaboración y la cantidad de ingredientes.

Propiedades y beneficios de la leche de arroz

La leche de arroz, junto con la leche de soja y la leche de almendras, es de las más consumidas, sobre todo por personas que quieren tomar bebidas bajas en grasas.

La leche de arroz, en su receta original no contiene grasas por lo que normalmente, cuando la compramos ya elaborada, la grasa que aparece en los ingredientes normalmente es por el aceite de girasol prensado que se le incorpora. Aún así, esta grasa es saludable por lo que sigue siendo apropiada para aquellas personas que quieren seguir una dieta baja en grasas, ya sea porque tienen el colesterol alto o para prevenirlo.

Sin embargo, aunque a veces se recomienda esta bebida vegetal para personas que siguen una dieta de adelgazamiento debido a su ínfimo nivel calórico (tiene muy pocas calorías), sí contiene abundantes azúcares, por lo que no sirve para adelgazar, a pesar de lo que se cree. Su alto índice glucémico también hace que no se recomiende para personas diabéticas, ya que podría producir una considerable subida de azúcar en sangre.

Por otro lado, y como punto favorable para añadir, la leche de arroz no contiene nada de gluten por lo que es apropiada para personas celíacas que buscan una leche vegetal para sus desayunos y meriendas como alternativa a la leche de origen animal.

Otros puntos a destacar de la leche de arroz son:

  • Es una leche hipoalergénica: Es la leche vegetal que menos contraindicaciones de tipo alérgicas tiene, a diferencia de la leche de soja, la leche de avellana o leche de almendras que sí suelen producir algún tipo de intolerancia. Las personas diagnosticadas ya como alérgicas a los frutos secos sí pueden consumir perfectamente leche de arroz.
  • Es una leche de fácil digestión: Al igual que cuando estamos mal del estómago se nos recomienda beber agua de arroz hervida o comer arroz blanco, la leche de arroz facilita la digestión y no la hace más lenta y pesada como otros tipos de leches. Es la leche más digestible que hay actualmente.
  • Es una leche buena para el corazón: Su contenido en vitamina B6, niacina y grasas no saturadas hacen que el corazón permanezca sano y sin colesterol (como decíamos anteriormente). Al contener también magnesio, cobre e hierro, hacen que se incremente la producción de glóbulos rojos lo que favorece un aumento del transporte de oxígeno por todo el organismo y un mejor funcionamiento del mismo.
  • Es una leche antioxidante: Su contenido en manganeso y selenio refuerzan el sistema inmunitario y ayuda por tanto a prevenir enfermedades.

Como contrapunto, además de su alto contenido en azúcares como ya hemos dicho anteriormente, añadiremos también su bajo contenido en vitaminas y minerales. Esto da a lugar a que muchas marcas que comercian con este tipo de leche vegetal, incorporen estas vitaminas y minerales de manera manual. En este proceso se incrementa su contenido en calcio, ideal para nuestro sistema óseo, y su contenido en vitaminas del grupo B, indispensables para el sistema circulatorio y el sistema nervioso.

Cómo elaborar leche de arroz en casa

Si quieres hacer tu propia leche de arroz, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • Medio vaso de arroz.
  • 1/2 cucharada sopera de aceite de girasol.
  • 1 pizca de sal.
  • Algún tipo de endulzante: vainilla, miel, canela, azúcar moreno, stevia, etc.

El modo de preparar la leche de arroz es el siguiente:

  • Lo primero que haremos será lavar el arroz bajo el grifo con ayuda de un colador y posteriormente dejarlo en remojo alrededor de 1 hora.
  • Una vez bien lavado, escurriremos el arroz desechando el agua que contenía el recipiente. Lo siguiente será meterlo en una olla, añadirle el litro de agua y la media cucharada de aceite de girasol. Cocer durante unos 10-15 minutos si es arroz normal y unos minutos más si es arroz integral.
  • Lo siguiente será dejarlo reposar unos 15 minutos con el endulzante ya añadido y pasarlo por la batidora. Removemos bien y pasamos por un colador, extrayendo ya la leche arroz y quitando el exceso de masa. Puedes utilizar un filtro de tela para que te sea más fácil de hacer.

Una vez extraída la leche de arroz ya tendrás tu bebida vegetal para desayunos, meriendas, postres y otras recetas que más uses y elabores en casa. Fácil y cómodo de hacer.

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *