Leche de avena

Leche de avena
5 (100%) 2 votes

La avena es otro producto que está cada vez más de moda, sobre todo por el auge de las dietas proteicas para deportistas y personas que quieren perder peso (adelgazar) pero sin disminuir su masa muscular. ¿Y qué tiene que ver la avena en todo esto? Se sabe que la avena es uno de los vegetales que más contenido en proteínas contiene, por tanto, es muy utilizada en todas sus variantes: harina de avena, copos de avena a modo de cereales, leche de avena, etc. Su alto contenido proteico y que sea un alimento super saciante hacen de la avena un alimento estrella para las las dietas de adelgazamiento.

Pero yendo más al término que nos ocupa, que no es otro que la leche de avena, vamos a deciros porqué es tan beneficiosa, qué tipo de ventajas tiene para nuestra salud y cómo se puede elaborar leche de avena casera en nuestra propia casa. Si aún no la has probado, ¡estás tardando en hacerlo!

¿Qué es la leche de avena?

La leche de avena es el resultado de mezclar agua y copos de avena, así de simple y fácil. Si los copos de avena es un alimento que normalmente tenéis por casa no os resultará nada complicado hacer vuestra propia leche de avena, ya que es rápido y sencillo (a continuación, veremos cómo se realiza la leche de avena casera).

La leche de avena es de un color blanquecino con cierto toque a cereal, su sabor es suave y normalmente viene elaborada con algo de azúcar para que tenga un sabor más dulce (si estás a dieta debes buscar la leche de avena que menos contenido en azúcar contenga).

Propiedades nutricionales de la leche de avena

  • Elevado contenido en proteínas: Como decíamos anteriormente, la avena es el cereal que más contenido en proteínas tiene.
  • Contiene carbohidratos de absorción lenta: Otro punto muy favorable para el organismo, a diferencia de otro tipo de leches cuya absorción es más rápida como las leches de origen animal como la de vaca o cabra.
  • Muy rica en vitamina B: Su contenido en vitaminas de este grupo es esencial para el organismo y el buen funcionamiento de este.
  • Muy digestiva: Es saciante pero a la misma vez no deja pesadez de estómago, por lo que resulta muy cómoda de tomar y también de digerir. Esta buena digestión es ideal para un buen tránsito intestinal.
  • No contiene lactosa, por lo que es ideal para aquellas personas intolerantes a esta sustancia. También para vegetarianos y veganos.
  • Rico contenido en fibra: Si padeces de estreñimiento o no vas de manera regular al baño, tomar leche de avena te beneficiará en este sentido por su alto contenido en fibra.
  • Colesterol bueno: No tiene grasas saturadas por lo que te ayudará a combatir el colesterol malo en la sangre.

Beneficios de la leche de avena para el organismo

Después de conocer su gran cantidad de valores nutricionales, estos son algunos de los beneficios más destacados para las personas que la consumen:

  • Reduce el colesterol malo y por consiguiente, ayuda con los problemas cardiovasculares derivados de ello.
  • Depura el organismo y favorece el buen tránsito intestinal. Como decíamos en el punto anterior, su alto contenido en fibra favorece este tránsito y nos ayuda a estar “limpios” por dentro. ¡Di adiós al estreñimiento!
  • Ideal para las personas que padecen diabetes por su bajo contenido en azúcares. Su contenido en carbohidratos lentos hace que los niveles de glucemia se mantengan estables.
  • Ayuda a adelgazar si la acompañas de una dieta baja en grasas. Su efecto saciante hace que te sientas antes llena y no piques a deshoras y mucho menos alimentos que engordan.
  • Su contenido en vitaminas del grupo B, hace que te sientas relajada y te ayude a estar en calma por lo que se podría decir que ayuda con el estrés y la ansiedad.

Además de estos beneficios generales para el organismo, la leche de avena también ayuda a tener una piel sana y radiante:

  • Previene la sequedad: La leche de avena hidrata la piel y la mantiene suave y con buen aspecto.
  • Trata el acné: Aplicar una mascarilla elaborada a partir de leche de avena y dejarla reposar sobre tu cara durante 10-15 minutos hará que elimine el exceso de sebo y seque granitos y espinillas.
  • Ayuda ante enfermedades como la dermatitis, eccemas o urticarias, evitando el picor y aliviándolo de manera considerable.

Cómo hacer leche de avena casera

Si tienes copos de avena, puedes realizar tu propia leche de avena en casa. Sólo necesitarás:

  • 1 vaso de copos o granos de avena.
  • 1 litro de agua (natural o mineral, como prefieras).
  • Edulcorante (miel, sacarina, extracto de vainilla, azúcar integral de caña, etc.).

El procedimiento a seguir es muy sencillo:

  1. Lo primero será añadir nuestros copos o granos de avena a un recipiente con agua (este agua no es el que mencionábamos en los ingredientes anteriores. Este agua sólo servirá para limpiar bien nuestra avena y ponerla blanda). Dejamos reposar unas 10-12 horas.
  2. Una vez tenemos los copos de avena bien blandos (esto es necesario para triturarlos bien), los enjuagamos por última vez y los escurrimos.
  3. El siguiente paso será añadir estos copos de avena al litro de agua y a un recipiente apto para batir. Batiremos la mezcla y el producto será nuestra leche de avena.
  4. El paso de endulzar la leche es optativo, pero sería ahora el momento para añadir el tipo de edulcorante que tú prefieras.
  5. Lo siguiente será pasar por un colador y licuar la leche obtenida. Así estaría lista para tomar.

Si le añades un poco de canela molida tendrá un sabor mucho más rico y potente. Además te aportará ese extra de dulzor tan necesario cuando estamos a dieta y no podemos pecar de los sabores más dulces.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y sobre todo te haya resuelto posibles dudas de esta leche vegetal tan completa y nutritiva. La leche de avena es una de nuestras leches preferidas, sin duda. ¿Cuál es la tuya?

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *