Leche de coco

Leche de coco
5 (100%) 4 votes

Hoy vamos a hablaros un poco sobre la leche de coco, otro gran alimento y bastante desconocido si lo comparamos con otro tipo de leches y bebidas vegetales vistos hasta ahora (leche de avena, leche de sésamo, leche de espelta,…).

La leche de coco se obtiene triturando la pulpa o “carne” del coco con agua, y como otros tipos de leches de este tipo tiene un gran aporte para nuestra salud con múltiples beneficios aunque también tiene alguna que otra contraindicación si se toma de manera regular y en grandes cantidades. A continuación, os desvelamos todos los detalles de la leche de coco en los siguientes puntos.

Propiedades y beneficios de la leche de coco

La leche de coco nos transporta con su olor y sabor a tierras caribeñas y tropicales, por lo que prepararla en casa o consumirla tal cual viene ya elaborada puede hacerte sentir un gran placer para los sentidos… Además de este beneficio placentero, tiene muchos otros para el organismo debido a sus múltiples propiedades que veremos:

  • Aporte de agua, grasas, hidratos, minerales, vitaminas y proteínas entre otras sustancias…
  • Su contenido principalmente en ácido láurico, ácido graso de cadena media que es absorbido fácilmente por el organismo y utilizado por el cuerpo como fuente de energía. Esto es ideal sobre todo para aquellas personas que practican deporte de forma regular y de alta intensidad.

Por su contenido en estos elementos, podemos decir que la leche de coco tiene los siguientes beneficios para el organismo humano:

  1. Potencia el rendimiento físico: Se ha comprobado que los triglicéridos contenidos en la leche de coco ayudan a la reconstrucción de los músculos después de una actividad física. Esto significa que además de aportarte la energía necesaria para afrontar el día con fuerza y vitalidad te ayudan a regenerar los músculos y hacerlos cada vez más fuertes y resistentes.
  2. Disminuye el colesterol y ayuda al fortalecimiento del corazón: Sólo el 50% del coco es de ácido láurico, una grasa con gran poder antibacteriano y antiviral. Este ácido grasa aumenta el colesterol bueno a medida que disminuye el colesterol malo, gracias a un estudio que se realizó en 60 voluntarios sanos.
  3. Previene la fatiga: Aunque el agua de coco contiene más electrolitos que la leche de coco, esta también contiene bastantes minerales que ayudan a prevenir la fatiga, el cansancio y las diarreas. Es por ello que la leche de coco podría ser una bebida fundamental y perfecta para la época de verano cuando hace más calor, sudamos más y estamos más propensos a la deshidratación y a la falta de agua. También ayuda a mantener despierto el cerebro, desinhibiendo el cansancio mental.
  4. Ayuda a perder peso siempre y cuando se incorpore de manera correcta a una dieta alimenticia. Sus triglicéridos de cadena media ayuda a reducir el tejido adiposo de la piel (la grasa), aunque tampoco es conveniente abusar de esta bebida por su gran aporte calórico. Para ver estos resultados de reducción de grasas hay que introducir la leche de coco en una dieta baja en calorías y además complementarla con ejercicio y vida sana.
  5. Alivia el estreñimiento y mejora las digestiones debido a su gran aporte de agua y nutrición.
  6. Ayuda a prevenir la anemia.
  7. Previene las úlceras por su efecto protector que ayuda tanto a reparar úlceras como a prevenirlas.

Cómo hacer leche de coco casera

Si eres de las personas que prefieren hacer sus propias bebidas vegetales a comprarlas ya hechas, este punto es para ti. Estos son los ingredientes y cantidades que necesitas de cada uno de ellos:

  • 2 cocos.
  • 500 ml de agua.

Los pasos para elaborarla son los siguientes:

  1. Compra dos cocos y golpéalos con un cuchillo con fuerza hasta abrirlos por la mitad.
  2. A continuación, con la punta del cuchillo, intenta sacar trozos medianos de la pulpa del coco hasta dejarlos completamente limpios.
  3. En un recipiente para batidora, añade 500 ml de agua y la pulpa de los dos cocos.
  4. Bate todo bien hasta dejar una pasta homogénea, blanquecina y espesa…
  5. Añade este contenido a una bolsa para filtrar y echar la leche de coco obtenida a botellas de cristal u otro recipiente que consideres oportuno. Aprieta al máximo para que suelte toda la leche de coco obtenida.
  6. Con los restos que queden en la bolsa de filtro puedes hacer una mascarilla casera para la piel, recetas de cocina o incluso harina de coco.

La leche de coco de por sí es dulce pero si prefieres endulzarla un poco más puedes añadir un poco de aroma de vainilla, azúcar moreno integral o miel.

Esta leche es una de las más ricas de sabor que hay actualmente en el mercado, ¡te encantará! Además, recuerda todos los beneficios vistos aquí que tiene para nuestro organismo y sin apenas contraindicantes. Lo único destacable en esto último, es que no se puede abusar de ella por tener bastantes calorías.

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *