Leche de kéfir

Leche de kéfir
5 (100%) 1 vote

Aunque aún hay gente que no sabe lo que es el kéfir, son muchos los que se interesan por este producto debido a la moda que ha alcanzado gracias a instagramers de salud, belleza y cuidado personal.

Hoy, os informaremos de lo que es la leche de kéfir, os contaremos propiedades y beneficios para el organismo, así como conocer cuál es el proceso de elaboración de la leche de kéfir en casa.

¿Qué es la leche de kéfir?

La leche de kéfir es un producto láctico, es decir, toma como base la lactosa propia de la leche para formarse. La leche de kéfir se hace con kéfir y con leche normal de vaca o cabra, de hecho, las proporciones son las siguientes: 3 cucharadas soperas de kéfir y un litro de leche. Pero, ¿qué es el kéfir?

El kéfir es un producto probiótico que se obtiene de un proceso de fermentación por levaduras y bacterias. Lo que se forma a raíz de esta fermentación son una especie de bulbos blancos pequeñitos con un aspecto similar al de la coliflor. Existen tres tipos de kéfir: de leche, de té o de agua, aunque el más conocido y extendido por el mundo es el de leche.

Esta bebida es originaria de los países del Cáucaso. Estos mantuvieron el secreto de esta bebida hasta principios del siglo XIX cuando un investigador ruso lo probó e investigó sobre este alimento. Se dieron cuenta de sus múltiples beneficios para el organismo y comenzaron a comercializarlo en muchos productos allá por el año 1930.

Las razones por las que debemos incluir la leche de kéfir en nuestra dieta alimenticia son muchas. A continuación, os contamos muchas de ellas.

Beneficios de tomar leche de kéfir

  • Te ayuda con los problemas digestivos. Su contenido en microorganismos vivos ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales. Combate algunos problemas digestivos como la diarrea, el síndrome de intestino irritable y otras infecciones provocadas por bacterias.
  • Ayuda a reforzar el sistema óseo. El kéfir es un alimento rico en calcio y vitamina k2. Estos dos elementos son super necesarios para la formación de los huesos y el fortalecimiento de los mismos. Por esta razón podemos decir que ayuda a la osteoporosis. Ayuda a prevenir el deterioro de los huesos y las fracturas.
  • Ayuda contra las alergias y el asma. Según algunos estudios en animales, el kéfir ayuda a eliminar las respuestas inflamatorias que provocan las reacciones alérgicas. Esto daría lugar a la disminución del asma y la alergia.
  • Protege contra ciertas bacterias. El kéfir te protege contra ciertas infecciones provocadas por bacterias como las H. Pylori, Salmonella y E. coli. Esto se produce gracias al Lactobacillus kefiri, un probiótico existente únicamente en el kéfir.
  • Cáncer. Según ciertos estudias realizados en laboratorio con tubos de ensayo, se ha comprobado que el kéfir puede parar el crecimiento de las células cancerígenas. Esto sería debido nuevamente a sus componentes probióticos  que inhibirían la formación de tumores. Aún está por probarse en humanos y comprobar realmente que es realmente eficaz contra el cáncer.
  • Para personas intolerantes a la lactosa. El kéfir contiene bacterias del ácido láctico que convierten la lactosa en ácido láctico. Lo que ocurre, es que al hacer leche de kéfir, necesitamos leche normal para elaborarla. Pero como decíamos anteriormente, también puede realizarse té de kéfir o agua de kéfir que no tendría nada de lactosa.

Estos son los beneficios para generales de la leche de kéfir, sin embargo, tiene otra serie de propiedades bastante buenas para el organismo:

  1. Alto contenido en minerales como el calcio, yodo e hierro y vitaminas como la A, B1, B2, B6, B9 y B12.
  2. Favorece la digestión y aumenta el apetito debido a su contenido en ácido carbónico.
  3. Permite una mayor absorción del calcio.
  4. Favorece la flora intestinal.
  5. Ayuda a reducir el colesterol si se consume de forma casi diaria.

Cómo elaborar leche de kéfir en casa

Producir nuestra propia leche de kéfir en casa es muy sencillo. Estos son los elementos e ingredientes necesarios:

  • Tarro de cristal.
  • Colador.
  • 3 cucharadas soperas de kéfir.
  • 1 litro de leche de vaca, cabra u oveja.

Una vez tenemos estos elementos, el paso a paso para elaborar leche de kéfir en casa es el siguiente:

  1. Añadimos primeramente las 3 cucharas de kéfir al fondo del tarro de cristal.
  2. Añadimos la leche procurando dejar un par de centímetros libres por arriba.
  3. Lo tapamos y dejamos reposar entre 24 y 36 horas a temperatura ambiente pero en un lugar que no de la luz.
  4. La mezcla comenzará a tener un aspecto más grumoso y es ahí cuando deberemos colar con la ayuda de un colador los granos de kéfir de la leche de kéfir.

¡Y listo! De esta manera tendremos una leche de kéfir rica y apta para el consumo humano que nos aportará todos estos múltiples beneficios vistos hasta ahora.

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *