Leche de magnesia

Leche de magnesia
5 (100%) 2 votes

Aunque es una de las leches más desconocidas hasta ahora, al menos en lo que a territorio español se refiere, la leche de magnesia cada vez tiene más adeptos y seguidores. Las razones para ello os las contamos a continuación. Entre la información que os brindamos en este artículo encontraréis las respuestas a qué es exactamente o qué se conoce como la leche de magnesia, cuáles son sus beneficios para la salud así como también cuáles son sus propiedades más destacadas y cómo tomarla y con qué frecuencia.

Qué es la leche de magnesia

La leche de magnesia recibe el apelativo de leche porque tiene un color y consistencia igual que esta, sin embargo, exactamente es una mezcla de hidróxido de magnesio y agua. Actualmente se comercializa bajo la aprobación de muchas marcas reconocidas y mientras se tome bajo las dosis adecuadas y recomendadas no producen ningún tipo de problema para la salud, sino todo lo contrario, son muchos los beneficios que tiene.

Por mencionar únicamente una y con el único fin de deciros con qué frecuencia debe tomarse, os mencionaremos la leche de magnesia de la marca Phillips. Esta, según las propias indicaciones del vendedor, si se va a utilizar como laxante (es una de sus propiedades), se recomienda en adultos la toma de 2 a 4 cucharadas en un vaso de agua.

Propiedades y beneficios de la leche de magnesia

Como indicamos en el apartado anterior, una de las principales propiedades de la leche de magnesia (y por la que más se ingiere) es su poder laxante. Su alto contenido en fibra, hace que se recurra a esta leche para poder evitar el estreñimiento y “ponerle remedio”. Sin embargo, es un remedio bastante fuerte por lo que no se recomienda para ello su uso frecuente ni en mujeres que estén embarazadas o sean lactantes. Pero son muchas más las propiedades de la misma:

  • Rica en vitaminas: La leche de magnesia es muy ricas en vitaminas, principalmente la A y la C. Como seguro ya sabréis de otros artículos sobre leches y aceites para la piel, las vitaminas A y C están muy relacionadas con el aspecto de la piel y su cuidado, por lo que además de garantizar un buen funcionamiento del organismo (bueno contra resfriados, sistema inmune, etc.), ayuda a tener una piel estupenda y radiante.
  • Rico en minerales: Lógicamente, como su propio nombre indica, es rica en magnesio, además de en fósforo y calcio. Esto nos proporciona fuerza en los huesos y energía.
  • Baja en calorías: Su contenido en ácidos grasos y azúcares es muy bajo y apenas contiene hidratos de carbono, por lo que es muy utilizada en dietas de adelgazamiento e hipocalóricas.

Conociendo ya sus propiedades podemos decir que los beneficios más destacados de la leche de magnesia son los siguientes:

  • Laxante: Ya la mencionamos anteriormente, pero no viene mal volver a repetirlo. Si sufres de estreñimiento ocasional o regular, tomar de manera moderada y siempre siguiendo las indicaciones del propio vendedor este tipo de leche, podrá ayudarte con este problema. Aún así, si únicamente quieres tomar leche de magnesia para este punto, te recomendamos acudir a tu médico de familia para consultarle y que te pueda dar más indicaciones al respecto.
  • Previene las manchas de la piel y ayuda a su eliminación: Tanto si tienes manchas en la piel provocadas por el sol como manchas por la edad, la vitamina C y A de la leche de magnesia te ayudará a combatirlas y prevenirlas.
  • Hidrata y nutre la piel en profundidad, por las mismas razones y propiedades que en el punto anterior. Tu piel se verá mucho más hidratada y con buen aspecto, tanto la piel corporal como la facial.
  • Fortalece el sistema inmunológico. Su contenido en vitamina C ayuda a las defensas del organismo a protegerse más y mejor ante enfermedades típicas del otoño-invierno como pueden ser los resfriados y las gripes.
  • Potente regenerador por lo que ayuda a la regeneración de la piel ante quemaduras solares. Ideal por tanto para esta época del año en la que el sol pega con fuerza.
  • Ayuda a combatir el acné. Si normalmente tienes bastante grasa facial, de forma genérica y extendida por todo el rostro o simplemente suelen salirte bastantes brillos en la “zona T” de la cara (frente, nariz y barbilla), la leche de magnesia te ayudará a combatirlos. Ayuda a matificar la piel contrarrestando estos brillos y reduciendo considerablemente los poros abiertos.

Para los problemas que hemos visto referidos a la piel (brillos, acné, manchas…) puedes aplicar la leche de magnesia directamente o haciendo mascarillas caseras con ella. Notarás los resultados en pocas aplicaciones…

Si no conocías este leche hasta ahora estamos encantados de habértela dado a conocer, sobre todo, si puede ayudarte con algún “problema” visto anteriormente en el texto. Deseamos que te vaya bien su uso.

Creadora y redactora de contenido. Nacida en 1984 al sur de España. Desde hace más de 10 años, la escritura se convierte en su pasión y principal afición sumada a la fotografía. Hoy dice tener la suerte de poder dedicarse, en parte, profesionalmente a ello. La mayor parte de su tiempo, lo dedica al estudio de oposiciones. Siempre con un libro entre las manos.

También te interesarán...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *